Adán Augusto acecha; podría ser el Plan B de AMLO

Prosa Aprisa  Arturo Reyes Isidoro

Esta semana la agenda política del estado estará dominada por la gira proselitista que realizará Adán Augusto López Hernández.

 

El “hermano” del presidente recorrerá el territorio estatal de norte a sur: el miércoles 5 estará en Tuxpan y Poza Rica, el jueves 6 en Martínez de la Torre, Misantla y Xalapa, y el viernes 7 en el puerto de Veracruz, San Andrés Tuxtla y Coatzacoalcos.

 

Será el primer aspirante presidencial que realice actos de campaña en el estado, porque antes, en el primer día de actividades de los aspirantes de Morena, lo mismo que Claudia Sheinbaum, estuvo solo de paso rumbo al estado de Oaxaca.

 

En un estado clave por el tamaño de su padrón electoral –el cuarto más grande del país– y de acuerdo a información que publicó el viernes pasado el columnista Darío Celis en su columna “La Quinta Transformación”, su visita reviste características especiales.

 

En síntesis, el periodista, siempre bien informado, ahora en El Heraldo de México, comentó que con la disrupción de Xóchitl Gálvez, la principal afectada es Claudia Sheinbaum, porque la senadora conecta más con el electorado que la exjefa de gobierno de la Ciudad de México.

 

El crecimiento de Xóchitl –prosigue– lo está viendo López Obrador y entonces las señales apuntan a que convendría más ponerle enfrente a Adán Augusto, que a eso apuntan las señales.

 

Revela información, que, de resultar cierta, el “otro López” en las dos primeras semanas de campaña ha sido el más mediático por su “indisciplina”, y que este lunes el diario El País publicará una encuesta que cierra la contienda por el segundo lugar.

 

El exsecretario de Gobernación –según adelanta el columnista– casi empata a Marcelo Ebrard; los separan prácticamente dos puntos, lo que equivale a un empate técnico.

 

Adán Augusto –agrega– trae a cuatro encuestadoras “serias” para documentar internamente su avance y que una empresa de tracking (seguimiento) diario, Consulta Mitofsky, de Roy Campos, lidera los trabajos.

 

“La lucha de Adán Augusto en las próximas nueve semanas se centrará en alcanzar a Sheinbaum, pero el crecimiento de Xóchitl puede ser la gloria para él y el infierno para ella”.

 

Le veo lógica. Xóchitl crece como la espuma y en cualquier terreno supera a Sheinbaum, quien tiene muchas limitaciones y lo que es se lo debe a López Obrador; solo la apuntalan

los acarreos a sus actos y el abierto apoyo del gobierno federal y de los gobiernos de los estados de Morena.

 

No considero contundente que necesariamente el Plan B sea el tabasqueño, porque habrá que ver qué hace, cuánto crece y si Marcelo Ebrard se retira de la contienda y se va a otro partido, pero la posibilidad existe.

 

De acuerdo a la información que tiene este columnista, los actos que le ha preparado su operador Sergio Gutiérrez Luna lo apalancarán bien en el estado. Ya veremos.

 

En política lo único seguro es que no hay nada seguro. Lo que ocurra arriba, los efectos del big bang político necesariamente llegarán abajo. En el gobierno cuitlahuista, si su candidata se cae, forzosamente tendrán que optar por otra opción. ¿Por Marcelo, por Adán Augusto, por Monreal? ¿Y si Marcelo se va de Morena?

 

¿Por si aquello de no te entumas, el cuitlahuismo no obstaculizará y al contrario apuntalará, así sea en forma indirecta, al “otro López”? Las circunstancias ya están jugando.

 

Marcelo puede “dinamitar” el proceso

 

¿Qué quiso decir Marcelo Ebrard con que la falta de transparencia en recursos, así como acarreos e intromisión de gobiernos estatales y municipales puede dinamitar el proceso interno de Morena para definir la candidatura a la presidencia?

 

Lo advirtió el jueves pasado en su recorrido por Tlaxcala. “Lo que dinamita el proceso es que no haya transparencia, que se mienta, los acarreos”.

 

En Morena no hay ni habrá transparencia, los acarreos no van a cesar y la mentira es lo que los caracteriza. ¿Dinamitará el excanciller el proceso rompiendo con ellos?

 

Lo de Dos Bocas, puro montaje; Nahle no se va si no está lista la refinería

 

La desesperación empieza a presionar a Rocío Nahle. Información de adentro de la refinería que llegó al columnista –hay muchos veracruzanos trabajando ahí, en todos los niveles– da cuenta que el sábado habló con los contratistas de la obra y les comentó que no se puede ir hasta que no esté terminada la refinería y produciendo.

 

Les exigió que apuren los trabajos para que esté lista en octubre, pero que al menos las dos más grandes e importantes le respondieron que eso no será posible sino hasta diciembre de 2024, si acaso.

 

La preocupación de los trabajadores y de los contratistas, se nos dijo, es que por querer terminar como quiere la señora, están saltándose protocolos de seguridad que son indispensables en una obra de la magnitud de la construcción.

 

“Cargan crudo”, dicen, pero no que ya estén refinando

 

Hay algo que debe puntualizarse: el viernes, tanto el presidente López Obrador como Rocío Nahle dijeron que un día antes ya se había empezado “a cargar de crudo”, pero nunca que ya se estaba refinando y produciendo gasolina.

 

Fue una forma de querer taparle el ojo al macho para que no les llovieran críticas porque se suponía que el sábado, fecha fijada por ellos, la refinería debería estar totalmente terminada y produciendo miles de barriles. Algunos de sus aplaudidores quisieron interpretar como que ya empezaba a refinar.

 

Luego de que el viernes la zacatecana publicó en las redes sociales: “De acuerdo con lo programado, ayer 29 de junio, iniciamos el suministro de petróleo crudo a la refinería Olmeca, en Dos Bocas, municipio de Paraíso, Tabasco. Nos preparamos para el inicio de la producción de gasolinas para alcanzar la soberanía energética”, hasta ayer no había dicho nada más y no había mostrado alguna imagen que mostrara que estaba saliendo el crudo a chorros ya refinado.

 

Un tanto extraño resulta que de viernes para sábado dieron de baja a 500 trabajadores, pero no se sabe la causa. Extraña porque se supone que necesitan echarle montón para terminar la refinería.

 

En su mensaje del sábado, AMLO no echó las campanas al vuelo

 

Fue significativo que en su mensaje del sábado, en la fiesta de su endiosamiento, el presidente volviera a repetir pero solo lo que dijo un día antes: que “empezó a cargarse con petróleo crudo la nueva refinería de Dos Bocas”. A eso se limitó sobre el tema.

 

Si la refinería ya estuviera produciendo, seguro que hubiera pedido a la jerarquía católica que echara las campanas de la Catedral al vuelo, porque la refinería es una de sus cuatro obras emblemáticas junto con el AIFA, el Tren Maya y el Corredor Transístmico. Es más, hubiera volado temprano a Dos Bocas, para lucirse, pero no lo hizo.

 

Por supuesto, cuando se anunció la carga de crudo, el gobernador reaccionó con: “¡Muchas felicidades Ingeniera Rocío Nahle! ¡Orgullo de la ingeniería!”

 

En palacio, se truenan los dedos de las manos

 

El 30 de junio, el internauta Fernando González publicó en Twitter: “Cogeneración de energía de dos bocas. Sin planta Combinada (Destilación atmosférica y vacío), así de simple, no hay alimentación a todas las otras plantas de la refinería”. Su texto lo acompañó con un video donde se ve cuando un trabajador abre una cámara pero que está llena de agua.

 

Por su parte, una nota de Forbes informó cómo han cambiado la promesa sobre la fecha de arranque de producción y el volumen que se tendrá, y concluyó: “Estudios que se han hecho por el propio gobierno han indicado que será hasta 2026 cuando la refinería

‘Olmeca’ pueda operar a su máxima capacidad, mientras que especialistas indican que, en el mejor de los casos, lo más pronto sería a finales de 2025”.

 

Mientras, Nahle y los del palacio de gobierno en Xalapa se truenan los dedos de las manos.

 

Frialdad, falta de entusiasmo y de interés, en el acto del sábado

 

Varias de las personas a las que obligaron a ir al acto de AMLO el sábado en la CDMX advirtieron que ya no hubo la misma asistencia en comparación con la concentración de la del 18 de marzo pasado, que desapareció el entusiasmo que había, por lo mismo el acto estuvo frío y a la gente ya no le interesó, por lo que cuando apenas empezaba a hablar López Obrador se empezaron a retirar.

 

Comentaron con el columnista que muchos fueron solo por cumplir, para que no los despidan de su trabajo, y que lo que se vio refleja el hartazgo que hay entre la gente a la que bajo presiones y amenazas obligan a ir.

 

Dentro de dos meses, cuando ya haya candidato a presidente, el fenómeno se va a acentuar. Todo lo que sube tiende a caer. El poder, como la vida, no es para siempre.