COMPAÑÍA K9

Por: Gabriela Diez Gutierrez

Para: Política en Rosa

El entrenamiento canino en Veracruz, nos llena de orgullo, debido a que la Compañía K9, es ejemplo a nivel nacional e internacional en capacitación y certificación de entrenadores para la formación de excelentes Agentes Caninos.

Tuvimos la oportunidad de visitar las instalaciones de la Compañía K9 de la Fuerza Civil de Veracruz, conocimos la Plaza de Banderas, en la cual se encuentran las banderas de los 9 países  del mundo, que se han acreditado aquí en el entrenamiento de Agentes Caninos, además están las banderas de los 10  países con los cuales se ha trabajado en conjunto, para capacitar y certificar a entrenadores y agentes de la policía de México, de países como Canadá, Francia, España, Estados Unidos, Colombia y Ecuador.

En Veracruz se imparten diplomados de especialización en búsqueda y rescate de personas, búsqueda de narcóticos, guardia y protección, microtráfico, entre otros.

 

Historía 

La Compañía K9 se fundó en el año de 1997 e inicia con el entrenamiento de perros domésticos, donados a la policía para convertirse en agentes caninos,  tiempo después se desarrolla la crianza responsable de pastor belga malinoa,  para ello el gobierno estatal adquiere un ejemplar de linea francesa y es así que inicia el linaje de los agentes caninos, que se capacitan actualmente en la compañía  K9.

Es importante señalar, que para el nacimiento de un ejemplar, se realiza una crianza selectiva de progenitores y la cruza se ejecuta, únicamente cuando la hembra esta dispuesta y en condiciones adecuadas para su gestación, la compañía K9 cuenta además con un médico veterinario y una clínica equipada con tecnología de punta que atiende y tiene todos los expedientes clínicos de los agentes caninos.

Protección animal y entrenamiento

La compañía K9 de Veracruz, es una de las mejores unidades caninas a nivel nacional e internacional, es importante saber que en México y en Veracruz, se cuenta actualmente con un protocolo y una legislación gracias a la cual los agentes caninos, poseen una identidad jurídica que los protege de maltrato; además son considerados propiedad estatal, por tanto dañar a un agente canino se considera un delito grave.

El entrenamiento de los perros es mediante juegos y se usa el método Luring, en el cual el perro aprende a través de tareas y recompensas. Cada vez que el perro hace bien una tarea, recibe una recompensa o premios que generalmente son comida o juegos, nunca  se entrenan con regaños o castigos.

La capacitación de un perro comienza una vez que tiene completo su esquema de vacunación, más o menos con 6 semanas después de su nacimiento se inicia con la estimulación temprana.

Es muy importante señalar que los perros, en ningún momento tienen contacto con drogas como parte de su entrenamiento, como mucha gente piensa, se entrenan con aromas sintéticos, incluso de teléfonos celulares y material explosivo. Actualmente en la compañía K9 de Veracruz ya hay un perro que es capaz de detectar fentanilo, que es el único que cuenta con ese entrenamiento en el país.

La vida de los agentes caninos es prioridad y jamás son expuestos a gases o sustancias que atenten contra su vida, en la actualidad y gracias a las asociaciones protectoras de animales, se cuenta con toda una legislación que protege la vida del animal.