México tiene una de las mejores ubicaciones internacionales para el nearshoring: SHCP

Rogelio Ramírez de la O, secretario de Hacienda, destacó que México es un país con una estabilidad económica, ideal para el nearshoring.

Rogelio Ramírez de la O, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), aseguró que la economía mexicana tiene una de las mejores ubicaciones a nivel mundial para que empresas trasladen sus operaciones de Asia a México, proceso conocido como nearshoring.

“México tiene ventajas estructurales como una de las mejores ubicaciones internacionales para el nearshoring”, dijo el encargado de las finanzas públicas.

La economía mexicana, añadió, tiene acuerdos de comercio con 50 países, lo cual le da un acceso privilegiado a mercados con cerca del 50% de la economía mundial.

“Estados Unidos, por ejemplo, tiene acuerdos solamente con 20 países”, comentó durante su intervención en un conferencia con el banco de inversión JP Morgan.

Ramírez de la O señaló que México es un país de bajo riesgo, con una estabilidad económica y cumple con la legislación de propiedad intelectual.

“Nuestro país tiene una ubicación geográfica bastante ventajosa, pues tenemos una frontera considerable con los Estados Unidos, tenemos puertos en el Golfo de México y el Océano Pacífico, así como 2 millones de kilómetros cuadrados de territorio con recursos naturales”, detalló el titular de la SHCP.

La mayoría de la fuerza de trabajo es joven y adaptable a la innovación, lo cual la hace sumamente atractiva a la industria manufacturera mundial, abundó el funcionario.

“En las últimas tres décadas, nuestras exportaciones de manufactura se han incrementado en el comercio internacional; como sabemos, lideramos en productos automotrices hacia Estados Unidos, desde ya hace varios años, y recientemente nos hemos posicionado como su socio comercial principal”, presumió.

Aunado a esto, indicó que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador entiende perfectamente los retos y las oportunidades relacionadas con el nearshoring, por lo que están “comprometidos con asegurar que los beneficios lleguen a todas las regiones del país”.

Antes de que el nearshoring tuviera la atención en México y del resto del mundo, mencionó Ramírez de la O, el actual gobierno federal ya había comenzado con el trabajo de proyectos de infraestructura en todo el país, enfocado particularmente en el sureste para lograr la conectividad con mercados nacionales e internacionales a través de una nueva ventana.

“Sabemos que el sureste ha sido un área olvidada tanto política como económicamente”, expresó.

En ese sentido, el Corredor del Istmo de Tehuantepec tendrá 10 parques industriales, junto con caminos, autopistas y seguridad para reforzar nuestro compromiso, añadió Ramírez de la O.

“Recientemente hablamos de algunos incentivos fiscales para las compañías ahí localizadas, incluyendo la reducción de hasta 100% de impuestos durante los primeros tres años de operaciones y la depreciación acelerada”.